Ese puesto de gerente, esa pyme gay ¡tiene que manifestarse ahora ya! y no somos nada Jem para pedirle a Synergy que haga las cosas por nosotros.

Los quiero a todos-top-of-the-world minísimos a morir y con tanto dinero disponible para comprarse cosas como el que tiene Alexis Sánchez cuando sale a preocuparse por su look.

¡Qué vergüenza que él tenga un look mucho más Falcon/Hot House/Raging Stallion y tu parezcas el de la serie Shameless con esa pinta

Entonces.

Lo primero es que, chicos: tienen que tener disciplina.

A los weones bonitos las cosas les caen del cielo y si lo piensan bien, se tienen que conformar con lo que les llega.

Los minos-minos en cambio, tienen disciplina y consiguen lo que quieren, por eso uno babea cuando los tiene al frente y después sufrimos esperando ese doble check en Wassap.

Pero les apuesto que como buen gay-enrollado-emo que eres no tienes disciplina y andas sufriendo todo el tiempo ya que tienes “buenas ideas” y “otro punto de vista”, pero simplemente no puedes lograr lo que quieres lograr.

Bueno, déjame decirte que lo que te hace falta es un horario.

La razón por la que los minos feos que se maltraen (puaj) no tienen disciplina en sus vidas es porque dejan que estas sean gobernadas por el azar.

No tienen bloques de tiempo fijos en un horario para hacer lo que tienen que ponerse y así lograr sus metas.

Entonces creen que como son gays super-regios-estupendos van a contar con una voluntad repentina de: “oh, si voy a llegar a mi casa a hacer esto que siempre he querido lograr”, o “algún día me voy a poner a hacer esto que es de toda mi onda”.

Por supuesto que “algún día” se transforma en “nunca” y es ahí cuando comienzan a culpar su falta de disciplina. Not regio. Stress. Cortisol. Grasa. Arrugas. Puaj.

Sus vidas son gobernadas por el azar porque les falta un calendario, un horario que les diga: “haz esto ahora”.

Hagan un horario con sus lápices scriptos y dejen bloques de tiempo fijo para ponerse a hacer eso que tienen que hacer.

Protejan ese tiempo, apaguen el teléfono, Grindr, que nadie los moleste.

Si no tienen tiempo para lograr sus metas, no van a poder lograrlas. Es super simple.

Sin embargo pueden partir dedicando 10 minutos todos los días a sus metas. Muy poco. Cinco incluso. Ustedes saben cómo parten las avalanchas, con una bolita chiquitita.

Al día siguiente en vez de trabajar 5, lo suben a 6 minutos.

En menos tiempo del que se imaginan van a estar trabajando media hora, una hora diaria en sus metas y todo eso va sumando. Los logros se van sumando, el entusiasmo se va sumando y lo mino también.

En menos tiempo del que se imaginan van a estar diciendo: oh, tengo tanta disciplina y van a lograr sus objetivos como los minos que son en su interior.

Es fundamental tener horarios fijos, donde esa disciplina suceda todos los días y donde sea eso lo único que suceda.

Ok mis gays normies?

Un abrazo.
Tu José Miguel Professor Of Mino’s Gender Studies
y CEO del Bitchmaster Institute Ocean Pacific West Coast.
Represent.