La policía ha liberado las imágenes de la cámara del policía que atrapó a Ralph Shortey, en la habitación de un motel.

Según informa en inglés el sitio PinkNews 

Shortey pertenece al movimiento Family Values, uno de los que acarrea más dinero y gente con el fin de perseguir a los gays y a sus familias.

Shortey fue un senador republicano y también miembro principal del equipo de primera línea de la campaña de Donald Trump en Oklahoma, sin embargo renunció a principios de este año después de que fue arrestado por cargos de prostitución infantil.

El político de Family Values, que está casado y tiene hijos, fue descubierto en una habitación de hotel con un niño de 17 años que, según las autoridades, Shortey había contratado como prostituto.

La edad de consentimiento en Oklahoma es 16, pero la ley de prostitución infantil del estado se aplica a personas menores de 18 años.

La policía publicó imágenes de la cámara que el policía llevaba en el cuerpo durante el incidente en el motel Super 8 en Oklahoma City, después de que se les notificó que el adolescente estaba con Shortey.

En las imágenes, un oficial le dice al legislador: “Usted tiene un menor en la habitación de su motel … salga antes de que me preocupe. Muéstreme sus manos.”

Se muestra que Shortey lleva una camiseta que cita un versículo de la Biblia (Efesios 5:22) acerca de que las mujeres se sometan a la voluntad de su marido, junto con la frase “Ve y hazme un sándwich”.

Shortey responde: “Lo siento chicos. Ustedes me están cómo frikeando un poco “.

El oficial de policía agrega: “Sí. Éso es lo que hacemos. Tiene 17 años.

Inicialmente, el político afirmó que era el mentor del adolescente, y que estaban “pasando el rato y hablando de la vida … estoy tratando de ayudarlo a encauzar su vida”.

Shortey más tarde se rindió para enfrentar cargos y renunció al Senado de Oklahoma.

Mientras servía en el senado estatal, Shortey se describió a sí mismo como un defensor de los “valores tradicionales” y había votado de forma rutinaria con sus colegas republicanos en proyectos de ley dirigidos en contra de las personas LGBT.

Solo unos meses antes de su arresto, había votado a favor de una medida para permitir que los dueños de negocios discriminen a las personas LGBT.

Documentos judiciales publicados anteriormente incluían una declaración jurada que reveló algunos de los detalles gráficos del caso.

De acuerdo con la declaración jurada, Shortey ofreció pagar al adolescente por “cosas sexuales” para que este pudiera recaudar dinero para sus vacaciones de primavera.

En mensajes en línea, él le dijo: “Te voy a fornicar como a un buen niño si sigues llamándome papá”.

También se refirió a tener relaciones sexuales con el “coño de chico” (boy pussy) del adolescente.

Al principio, Shortey fue acusado de participar en prostitución infantil, en participar de prostitución en infantil a 1,000 pies de una iglesia y transportar a un menor para la prostitución.

El mes pasado, como parte de un acuerdo de declaración de culpabilidad, Shortey admitió el cargo de tráfico sexual de menores y los otros cargos fueron retirados.

Él enfrenta una sentencia de al menos 10 años de prisión.

Antes de su renuncia, el Senado aprobó una resolución para suspender a Shortey de todos los comités y quitarle su nombre de todas las leyes. El asiento del legislador estaba vacío mientras la votación se aprobaba por unanimidad.

Shortey no es el único republicano anti-LGBT que ha visto su hipocresía sagrada expuesta.

Un legislador republicano anti LGBT en Ohio renunció el mes pasado después de que se alegara que había acosado sexualmente a hombres jóvenes.

Wesley Goodman, un legislador republicano de Ohio, casado y con una larga historia de campañas contra los derechos LGBT, fue sorprendido teniendo relaciones sexuales con un hombre en su oficina. Más tarde, fue acusado de acoso sexual por una cadena de hombres.

El sujeto de 33 años previamente pregonó su apoyo a “un matrimonio natural comprometido”, el que definió como una unión heterosexual.

También dijo en Instagram que estaba teniendo “grandes momentos” en un evento para Focus on the Family, un grupo listado como de odio anti-LGBT.

En el Congreso, un legislador republicano que insiste en que el matrimonio es “demasiado sagrado” para las personas gays fue nombrado como el agresor en un caso de acoso sexual.

Blake Farenthold, Representante de Estados Unidos para el distrito 27 del Congreso de Texas, pagó $ 84,000 del dinero de los contribuyentes para resolver secretamente un reclamo de acoso sexual presentado por su ex directora de comunicaciones, en relación con los acosos que realizó mientras estaba casado.

Farenthold ha sido un opositor inquebrantable de los derechos matrimoniales y las protecciones de discriminación para las personas gays.

En un video de 2013, dijo que se oponía al matrimonio entre personas del mismo sexo porque el matrimonio este es una tradición cristiana “sagrada”.

Escucha el podcast