Luego de salir electa, la candidata del partido que se nos vendió como a favor de los derechos LGBT, dice que votará en contra del matrimonio igualitario.

La fantasía de tener una derecha liberal en este país sigue viva y lejos de transformarse en una realidad.

Los gays de derecha parece que están tan dormidos y son tan autocomplacientes como los de izquierda.

Necesitamos cambiar, ahora.

Evópoli fue un partido que quedó en la opinión publica LGBT como una alternativa legítima entre los que no se identificaban con la izquierda, como un colectivo de centro-derecha que estaba a favor de que los gays tuvieran los mismos derechos que el resto para así participar de igual manera en la economía.

Carmen Gloria Aravena, ingeniera agrónoma, ingresará al congreso representando a La Araucanía. Este fin de semana dijo en una entrevista a Canal 13 que no votará a favor del matrimonio igualitario, proyecto de ley que hoy ingresó a la Comisión de Constitución y Justicia del Senado

-¿Está a favor del matrimonio igualitario?

-Creo que lo que hemos avanzado es suficiente. No digo que pueda haber argumentos para plantearlo y que se tenga que aceptar que haya cambios, pero por ahora el Acuerdo de Unión Civil es suficiente.

-¿Un eventual gobierno de Piñera debiera apoyar el proyecto?

-Creo que hay prioridades mucho mayores. El Presidente tendrá otras urgencias.

-¿Y la adopción homoparental?

-Lo mismo, no es urgencia y creo que es necesario mejorar el Sename, la ley de adopción. No podemos pensar en lo que usted me plantea, si la ley de adopción está atrasada, es engorrosa y no permite que familias que quieran adoptar, puedan hacerlo.

-¿Si le tocara votar en el Congreso el matrimonio igualitario y adopción homoparental, cómo votaría?

-Si me tocara hoy votar esos dos proyectos, los rechazaría porque creo que no es prioritario y hay que avanzar en otras cosas antes.

-¿Aunque Evópoli tenga otra postura?

-Es que no le digo que no esté de acuerdo, solo creo que no es prioritario. Si pasaran cuatro años y resolvemos otras prioridades, el matrimonio igualitario podría aprobarlo, pero la adopción yo creo que no. Creo que hay que estudiar del tema, investigar. Si se demuestra que el niño no será afectado y tiene una vida libre y sana, por supuesto que uno podría apoyar, pero jamás tomaría decisiones sin estudiarlas mucho.

-¿Pero no siente que el mundo va hacia allá?

-Absolutamente, las cosas van cambiando, pero siempre hay que estudiar el impacto de las normas y Evópoli es una buena alternativa para acompañar a la Chile Vamos, para orientar esos cambios.

-La UDI rechaza ambos proyectos y entre otras razones, dice que hay otras urgencias. ¿No se sentiría más cómoda en ese partido?

-No, no estoy en contra por estar en contra, yo solo digo que hoy hay otros temas más importantes.

Lo más indignante de todo es que ella no entrará al congreso por votos propios, sino que arrastrada por la amplia votación de Felipe Kast, el responsable de que todos creamos que Evópoli está de nuestra parte.

Qué manera de insultar y mirar en menos a los LGBT.

Un asco.

Buena suerte siendo gays mis wachos.

Escucha el podcast