Ayer comenzó a discutirse en la Comisión de Constitución y Justicia del Senado el proyecto de Matrimonio Igualitario, una promesa de campaña que Bachelet utilizó para salir electa y que dejo para la hora 25 de su gobierno, instrumentalizándolo así electoralmente.

A continuación un resumen de lo que apareció en la prensa Chilena además de algunas de mis opiniones.

Respiren profundo y partamos:

A eso de las 15:30 horas el presidente de la instancia, el senador Felipe Harboe (PPD), junto a sus pares Hernán Larraín (UDI), Alberto Espina (RN) y Juan Pablo Letelier (PS), quien reemplazó por unos momentos a su camarada Alfonso de Urresti (PS), que llegó un poco más tarde, iniciaron la sesión en la que participaron diversas organizaciones del mundo civil.

La sesión en el Senado contó con la asistencia de los ministros de Hacienda, Secretaría General de Gobierno, Desarrollo Social, Justicia, Trabajo y Mujer.

También intervinieron representantes de organizaciones como el Movimiento de Liberación Homosexual (Movilh) y la Fundación Iguales.

La portavoz del Ejecutivo, Paula Narváez, dijo en la comisión del Senado que hoy es un “día histórico” para el país porque se está dando un paso fundamental para debatir qué tipo de sociedad se quiere construir.

“Creemos profundamente en el principio de la igualdad y la no discriminación, tal como lo consagra nuestra Constitución, y en que todos deben tener acceso igualitario a nuestras instituciones, una de ellas es el matrimonio”, agregó Narváez.

Ehhh. ¿En serio honey?

Considerando que el matrimonio igualitario tiene un apoyo de un 70%, este “día histórico” y ese “principio por la igualdad y la no discriminación consagrado en nuestra constitución” podría haberse manifestado hace cuatro años atrás o quizás diez.

Es el SEGUNDO gobierno de Bachelet y debido a que al tiempo no alcanzará, este proyecto de matrimonio igualitario no será aprobado durante este SEGUNDO mandato pasando a manos de la muy probable administración de Sebastian Piñera, quien se ha declarado en contra de que los LGBT puedan acceder a este derecho.

La elección de la fecha de presentación de este proyecto por parte de Bachelet no ha sido al azar. Es algo que nadie se atreve a decir ¿soy el único en Chile que está tocando el tambor con esto?.

El reconocer lo anterior hace que seamos menos instrumentalizables.

Pero sigamos ¿qué mas dijo la vocera?

“No estamos construyendo un matrimonio de segunda categoría o un tipo distinto de matrimonio; estamos garantizando que las parejas del mismo sexo puedan acceder al matrimonio tal como lo pueden hacer las de distinto sexo”.

A continuación mi parte favorita:

“Este es un largo anhelo de las organizaciones de la sociedad civil que han luchado porque vayamos reconociendo derechos a todos y todas…Estamos avanzando en un cambio cultural, que le hace bien a Chile, que se hace cargo de las distintas realidades, de las distintas formas de hacer familia…La ley debe consagrar y garantizar que todos tengan igual acceso a esta institución, como es el matrimonio, y que forma parte fundamental de lo que también entendemos como familia”.

Bueno, es mi frase favorita porque irónicamente se ha luchado contra, por lo menos el primer, gobierno de Bachelet.

Si no fuera porque dirigió ONU Mujer y ahí le deben leer la cartilla, no estaríamos agradeciendo esta mijaga de pan meado a última hora.

Pan meado no porque quiera faltarle el respeto al ENORME TRABAJO DE LAS ONG LGBT sino porque -repito- es seguro que esto va a pasar al gobierno de Piñera que está en contra  y también repito nuevamente porque nadie lo dice: la elección de la fecha para que el proyecto ingrese al Congreso no ha sido al azar.

Tengo que escribirlo dos veces en menos de 500 caracteres.

No es como si la igualdad de acceso a la constitución sea algo de lo que se dieron cuenta ahora. Los gays llevan sacando a la calle 100.000 personas por año, TODOS LOS AÑOS.

Como siempre, disculpen si les molesta mi tono de cinismo en estos días teñidos por la campaña presidencial, pero que alguien les recuerde que nos han pateado una y otra vez. Mientras sigamos con la boca abierta, no vamos a conseguir nada decente, sobretodo ahora que se vienen tiempos difíciles para nosotros.

Debo agregar con vehemencia que no creo que tengan derecho a sacarse la foto bonita y a enarbolar palabras como si fueran Martin Luther King en el matrimonio de Ru Paul.

“Hago un llamado a aprobar este proyecto, para que juntos construyamos un país inclusivo, que no discrimine en función de la orientación sexual de ningún chileno o chilena, porque como dijo la Presidenta, los prejuicios añejos no pueden ser más fuertes que el amor”

Es un clásico de la política que los gobernantes que no quieren gastar su capital político, dejan proyectos complicados como este para sus últimos meses.

Harboe valoró la entrada en discusión de la iniciativa, indicando que con ello “se está corriendo el cerco de las libertades”, apuntando a que hace cinco años atrás era impensado que el Senado de la República tocara este tipo de temas.

¿Si? ¿Por qué?

Porque los únicos derechos humanos que conmueven acá son los derechos humanos de los heterosexuales.

El senador PPD también indicó que “este tipo de discusiones le hace bien a la democracia”

Sobretodo cuando los derechos humanos de las personas, en el 2017, se instrumentalizan electoralmente a tres semanas de una segunda vuelta presidencial. Ya van a ver como cambian los discursos, o derechamente se esfuman, después en unas semanas.

Juan Enrique Pi, presidente de Iguales dijo en su intervención “Agradecer al Gobierno la presentación de este proyecto de ley, un proyecto de ley que nos satisface en su contenido de manera bastante completa. Sin duda, respecto de la igualdad en el contrato del matrimonio, el mundo va en una sola dirección y ese avance no se ha detenido desde 2001”, comentó el dirigente.

Es decir, desde hace más de década y media.

El director del Área de Derechos Humanos del Movimiento, Rolando Jiménez, señaló que “lo igualitario es igualitario. Y el proyecto de ley si bien entrega a las parejas del mismo sexo los mismos derechos con que las parejas heterosexuales hoy gozan en la ley de matrimonio -incluida la adopción y la filiación- no resuelve deficiencias de la actual normativa que dañan a los heterosexuales, especialmente a las mujeres, y no regula la filiación a los hijos de parejas del mismo sexo que no estén unidas legalmente”. “Creemos que es una buena oportunidad que este proyecto de ley termine con este tipos de injusticias o desigualdades”, apuntó el dirigente.

El Movilh propuso al Senado que elabore una serie de indicaciones para, por ejemplo, permitir que las parejas heterosexuales puedan decidir el orden de apellidos de sus hijos e hijas, toda vez que el proyecto lo posibilita a uniones de igual sexo. “La ley de matrimonio igualitario debe generar iguales condiciones de igualdad para las parejas, sea cual sea su orientación sexual”, señalaron.

Junto con ello, demandan “terminar con todo tipo de desigualdad que afecta a las personas heterosexuales que contraen matrimonio, pues hombres y mujeres no tienen en actualidad los mismos deberes y derechos”. Al respecto, se sugiere que se invite a técnicos especialistas en este tema para que detallen todas las desigualdades existentes y se generen las indicaciones respectivas para eliminarlas.

Además, solicitan que se regule la situación de filiación de las parejas de distinto sexo que no quieren formalizar su unión ni por matrimonio ni por AUC. “Es insostenible que el matrimonio igualitario sea la única vía para reconocer la existencia de dos madres o dos padres, cuando en la práctica la maternidad y la paternidad son realidades existentes, al margen de las leyes y de la decisión individual de las parejas de unirse legalmente. Esta desigualdad sólo perjudica a niños y niñas”, postula el Movilh.

El organismo sumó como petición que el Senado invite sólo a uno o dos exponentes de una misma tendencia religiosa, ideológica o política “cuando tengan similares o iguales argumentos, de manera de garantizar una discusión ágil”.

Si. Espérense sentados con esta última.

¿Quienes estuvieron en contra y qué dijeron?

La Corporación Idea País, Comunidad y Justicia y el Instituto Res Pública, este último representado por su investigador Gonzalo Candia.

“El derecho internacional de los derechos humanos en el estado actual de su desarrollo no obliga a los Estados a aprobar leyes que permitan el matrimonio entre personas del mismo sexo. ¿Por qué? Porque no existe un consenso generalizado en torno a este punto”.

Menos mal que la anterior estuvo suavecita. He leído peores.

¿Cómo cambiará el matrimonio?

Artículos y definiciones

La normativa pretende modificar ocho leyes y cerca de 113 artículos, entre ellos el 102 del Código Civil sobre la definición de matrimonio para que establezca que “es la unión entre dos personas” y no solamente entre un hombre y una mujer. Además, busca incorporar el concepto de “cónyuge o cónyuges”.

Patrimonio

Esta ley busca tener como base un régimen patrimonial estándar de la separación de bienes de las parejas del mismo sexo, el cual puede sustituirse por otro si la pareja así lo desea.

Adopción homoparental

Este proyecto busca dar la posibilidad a parejas del mismo sexo de adoptar. Ya que un niño podrá ser adoptado por una pareja homosexual por el solo hecho de ser cónyuges, lo cual ayuda a no modificar la actual ley de adopciones. Además, esto implica que cualquier persona independiente de su orientación sexual pueda tener la custodia de sus hijos.

Divorcio por culpa

La ley de matrimonio igualitario elimina la conducta homosexual como causante del Divorcio por culpa, el cual se produce cuando existe una violación a los deberes y obligaciones que impone el matrimonio. En el Divorcio por culpa actualmente entran problemas como el alcoholismo, la infidelidad e incluso la violencia intrafamiliar.

Validación

Con la aprobación de esta ley se podrá eliminar el requisito de diferencia de sexo para poder validar en Chile un matrimonio celebrado en el extranjero. De esta forma, todas las parejas casadas del mismo sexo fuera de Chile podrán validar su compromiso en el país.

Reproducción

Busca establecer la posibilidad de que las parejas de mujeres se puedan someterse a tratamientos con técnicas de reproducción asistida.

Escucha el podcast